miércoles, 6 de enero de 2010

La Luz

Fue ahí cuando de pronto llego a mí su respuesta, frente a mi coche una luz deslumbrante buscaba mis ojos, levante un dedo y trate de taparla, seguí con dos, luego tres y cuando puse la mano completa hacia el frente de mi al fin pude taparla, entonces escuche; -estoy yo y quién soy yo, sino tu?, vi al espejo retrovisor y pregunte, grite y llore, ¿porque me abandonas tu!? Quiero saber quién eres tú?, te perdiste en el camino y ahora no te encuentro, porque te diste por vencida y ahora no estás aquí? Quien estará ahora aquí si tú no estás? Quería decirlo desde hace mucho tiempo pero las palabras me ahogaban y se atoraban en mi garganta ya no pude mas. Sin querer y sin saber cómo llegue ahí pare frente a una Iglesia, nuevamente escuche; -vuelve conmigo, se que tu estas aquí…
Siempre estuve esperando su respuesta, pero en realidad nunca pregunte nada, pensé que no estaba aquí pero si lo estoy. Todo el tiempo lo estuve solo que bloqueo la luz que me deslumbra con mis propias manos.

1 comentario:

  1. Excelentes relatos, y esperando los nuevos.
    Salu2

    ResponderEliminar